Media Maratón de Torrevieja

Último fin de semana de un mes frenético. Con la trigésima edición de la media maratón de Torrevieja se cierra un mes casi redondo en el que mi cuerpo ha respondido muy bien y me lo he pasado genial. Cada una de las tres carreras que he corrido ha sido especial a su manera.
La verdad es que desde que empecé a correr he tenido una suerte tremenda. La lluvia no se ha presentado en ninguna de las 22 carreras que llevo. Únicamente he tenido que sufrir al molesto viento en Santa Pola y hoy en Torrevieja, aunque tampoco ha aparecido en ninguno de los dos casos con ráfagas de excesiva velocidad. Sólo lo suficiente para restarle un minutito al crono.
Pese al viento, la temperatura hoy era casi la ideal una vez que te ponías a correr. Sin estar en pleno asunto -al llegar a la ciudad y al terminar- sí que se notaba el frío.
Cerca de 1.000 corredores nos preparábamos a las 10:30 para salir junto a otros más de 700 que correrían el cuarto de maratón. La verdad es que no me gusta que se combinen las salidas para carreras distintas, ya que los ritmos son muy diferentes y el trasiego de gente a mi alrededor desajusta algo mi propio ritmo. Pero bueno, he conseguido mantenerlo más o menos estable hasta que la cosa se ha tranquilizado sobre el kilómetro 5.

1

2

La carrera me ha gustado mucho. Tiene un recorrido muy parecido al de Santa Pola y no posee la masificación de ésta. La bolsa del corredor sí que es mejor en Santa Pola, pero esta tampoco está nada mal. Eso sí, el nivel festivo de Santa Pola es insuperable. La verdad es que recomiendo mucho correr las dos.
En el último kilómetro ha ocurrido algo que no me había pasado nunca. ¡¡¡¡Se me ha soltado una cordonera!!!! No he querido parar y simplemente he llevado algo de cuidado al pisar. La verdad es que si vuelve a ocurrir me pararé. Es mejor perder 10 segundos a tener que ir controlando cómo pisas durante más de 3 minutos.
Hoy no he querido dar el 100% después del mes que llevaba en las piernas. Esta mañana tenía otro aliciente diferente a mejorar marca. He salido a acompañar a un amigo para que bajase del 1:40 por primera vez. Tampoco es que haya tenido que bajar mucho el ritmo precisamente, pero siento que hoy podría haber mejorado mi tiempo puesto que me he notado muy, muy suelto los últimos kilómetros.

3

4

De cualquier modo, ver a un compañero cumplir el objetivo de bajar esa barrera es igual de gratificante que machacar tu mejor tiempo, y ya habrá muchas oportunidades para bajar marca. Por ejemplo el 24 de marzo, día en el que volveré casi un año después a Denia, escenario de mi primera media maratón. Será muy divertido volver allí un con unas piernas muy diferentes…

8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s