Florencia y Pisa – Septiembre de 2008

La gente suele decir que el tiempo pasa volando. En lo que a mí respecta, de momento no comparto esta afirmación. Llevo un mes en Berlín y no me parece que hubiese llegado ayer a la ciudad. Lo mismo me ocurre con el resto de mi vida. Parece que haya pasado una eternidad desde que estuve en la capital de la Toscana, cuando en realidad fue hace unos cuatro años y medio. Supongo que mucho tendrá que ver en ello el hecho de que, desde hace unos años, mi vida se encuentra muy lejos de la estabilidad. No sufráis por mí amigos lectores, para mí la estabilidad trae tantas connotaciones negativas como positivas. No la deseo por el momento. Tengo demasiadas cosas en la cabeza, y últimamente me ha dado por materializar las ideas.
Septiembre es probablemente el mejor mes para viajar por Europa. Las temperaturas comienzan a reducirse tras el verano y el número de turistas rondando el continente sigue la misma pauta. En una ciudad tan turística y pequeña como Florencia, ésto es realmente importante.
Es difícil no enamorarse de la ciudad si lo primero que haces al llegar a ésta es subir a la Piazzale Michelangelo y ver como el sol se pone tras la ciudad.

CIMG3574 CIMG3590

El alojamiento estaba a escasos metros del río Arno, muy cerca de la bonita basílica de la Santa Croce.

CIMG3614 CIMG3618

El centro histórico de la ciudad alberga tres puntos neurálgicos: la plaza de la República, la Piazza della Signoria y el Duomo. Estos dos últimos son de esos lugares que se quedan grabados en la memoria. El David de Miguel Ángel fue ubicado en 1504 en la Piazza della Signoria. El original se encuentra desde 1873 en la Galería de la Academia. Una visita a la ciudad no puede estar exenta de entrar a la Galería para contemplar la escultura renacentista, una de las obras más famosas del mundo.

CIMG3641CIMG3700 CIMG3707
CIMG3649 CIMG3650 CIMG3657 CIMG3669 CIMG3670

Realizar un paseo nocturno por el centro y por los puentes del río Arno es altamente recomendable. Pegada a la Piazza della Signoria se encuentra la Galería de los Uffizi. La visita a esta galería de arte me parece igualmente imprescindible. Recuerdo perfectamente, como si hubiese estado allí ayer, la sala con los cuadros de La Primavera y El Nacimiento de Venus de Botticelli.

CIMG3712 CIMG3716 CIMG3758 CIMG3767

Sobre el río Arno se encuentra otro de los emblemas de la ciudad: el Ponte Vecchio. El puente, cuya construcción actual data de 1345, se salvó de la destrucción durante la II Guerra Mundial, evitando así la suerte que corrieron el resto de puentes de la ciudad. Según parece no se demolió por orden expresa de Hitler, todo un defensor del arte. Einen Moment… ¿no quería reducir París a cenizas?

CIMG3768 CIMG3803

En el año 2008 visitar la Toscana desde Alicante resultaba muy asequible con Ryanair, que ésta con el aeropuerto de Pisa. Antes de volver a la capital de la costa blanca no estaba de más visitar la catedral y el famoso campanario de Pisa. Por cierto, qué tiempos aquellos en los que podías volar a Pisa por 25 euros ida y vuelta, ¿verdad?

CIMG3850CIMG3862 CIMG3866 CIMG3877 CIMG3881
CIMG3860

En Italia se encuentran varias de las ciudades más bonitas del mundo. Roma es Roma (menudas ganas que tengo de volver), pero si tengo que elegir una, me quedo con Florencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s