Wannsee

Wannsee es el destino por excelencia del verano berlinés. Se trata de un lago situado a las afueras de la ciudad, en la zona oeste. En él se encuentra la playa más famosa de todo Berlín. Para una persona como yo, nacida en Alicante, es difícil no sacar el lado más crítico con esta experiencia.
En primer lugar, debido a la enorme popularidad y la escasez de lugares como este, se cobra una entrada de 4,5 euros. Para ello alegan ofrecerte servicios que en España son completamente gratuitos (aseos, limpieza de la playa, etc), ya que para conseguir la bandera azul tienes que ofrecerlos sin coste alguno.
En segundo lugar, no resulta demasiado agradable pisar fango en lugar de arena al adentrarte en el agua. Tampoco lo es tocar con los pies algunos restos de árboles o que el agua sea turbia y verde. Parece que en cualquier momento va a aparecer un cocodrilo y te va a arrancar una pierna de una dentellada.
No todo es malo, por supuesto. Te bañas a escasos metros de algunos cisnes, el agua no es salada, hay árboles en la misma playa y el paisaje es bastante diferente.
Pese a ello, es un lugar artificialmente creado para imitar lo que en casa tenemos y podemos disfrutar, a veces sin valorarlo demasiado (aunque no soy un gran amante de la playa, todo hay que decirlo). En resumen, ahora entiendo un poco mejor por qué a los alemanes les vuelve locos la costablanca.

2013-07-21 12.51.34

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s