Maratones 2015: París y Berlín

París y Berlín. 84,39 kilómetros por dos de las ciudades más bonitas del mundo. Casi 7 horas corriendo. Todo ese tiempo da para mucho, claro. Sufrimiento, agotamiento, alegría y emoción. Mucha emoción. Correr en Berlín fue muy especial. Llevaba 3 años soñando con ese día. Después de vivir allí en 2013 el deseo de correrla alcanzó, si cabe, aún mayores proporciones.
Ambas son grandísimas carreras, las dos maratones más multitudinarias de Europa. Aunque los dos recorridos son espectaculares, el de París se lleva la palma. Es fácilmente el más bonito de las cinco maratones que he hecho, y eso que la capital francesa no es una de mis ciudades favoritas de Europa, pero al César lo que es del César.
En París paré el crono en 3:26:10, mientras que en Berlín no tuve el día y me fui hasta el 3:30:57. Este año esperaba verme cerca del 3:20, pero al final no ha podido ser por diversos factores. Uno de ellos ha sido que en verano me he volcado en las carreras de montaña, por lo que la preparación para Berlín no fue la más adecuada. En montaña sí que he dado un salto de gigante este año. Lo cierto es que considero esto mucho más importante que hacer minuto arriba o minuto abajo en maratón, siempre que me mantenga en unos tiempos aceptables, por lo que el año ha sido muy positivo.

IMG_20150412_172755

IMG_20150411_163249143_HDR

IMG_20150412_160214854_HDR

IMG_4675

Mientras escribo estas líneas me giro y veo colgadas de la pared de mi habitación las medallas de Frankfurt, Viena, Ámsterdam, París y Berlín. Aún hoy me cuesta creerlo. Cada una de esas medallas encierra mucho más que el simple hecho de haber terminado una carrera de 42.195 metros. Esos cinco días me han proporcionado algunos de los momentos más maravillosos e imborrables que he vivido. A eso se reduce la explicación de por qué corro maratones.
Mi idea sigue siendo no superar la docena de maratones de asfalto. No ha variado en dos años, desde que me estrené en Frankfurt. El día que no tenga Nueva York, Atenas o Londres en el horizonte, sé que me será muy complicado mantener la motivación. Pero bueno, ese momento todavía está lejos. Próxima parada: Barcelona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s