Ránking personal de medias maratones de Alicante

A falta de correr las medias maratones de Pego, Granja de Rocamora, Pilar de la Horadada, Elda, Petrer y Monforte del Cid, voy a hacer mi valoración personal sobre todas las medias maratones de la provincia. Para establecer el orden he tratado de dejar de lado mi rendimiento en cada carrera, de hecho las dos primeras han sido mis dos mayores decepciones en la distancia.
Respecto a las que me faltan por correr he de decir que, pese a que quiero correrlas, ninguna tiene una gran acogida entre los corredores de la provincia, estando todas ellas a la cola en cuanto a participación junto a la de Pinoso, lo cuál es algo extraño porque es de las más antiguas de la provincia. Bueno, al lío:

  1. Benidorm. Para mí uno de los requisitos casi indispensables para estar arriba es tener un recorrido a una vuelta. Esta carrera lo tiene y además es sin duda de los mejores. Playa, montañas, avenidas, callejuelas… Lo tiene todo y el circuito es además bastante rápido. El nivel de participación me parece el ideal, unos 1.500 corredores. Hay carrera de 10 kilómetros, pero dejan un lapso de tiempo suficiente entre las dos para que no suponga ninguna molestia. El único aspecto negativo es bastante puntual: pese a que la bolsa del corredor está muy bien, no me ha gustado NADA la camiseta del año 2012.
  2. Alicante. Recorrido a una vuelta por mi ciudad. Es bastante dura pero pasa por todos los lugares emblemáticos de la ciudad. También tiene el nivel de participación perfecto (1.300 corredores). Salvo que no es nada adecuada para conseguir marca no se me ocurre ninguna pega. La bolsa del corredor es casi perfecta. Chapó para el ayuntamiento que en tres años ha conseguido una carrera de un nivel altísimo.
  3. Denia. Probablemente estaría la segunda o la primera si no se hubieran introducido dos cambios  de cara a la edición de 2013 que no me gustan nada. Se ha variado el circuito anterior a una vuelta para convertirlo en uno de dos vueltas que no se aleja tanto del centro. El circuito de 2012 me pareció tremendo. Con el cambio pierde, pese a que sigue mereciendo muchísimo la pena. Eso sí, el circuito no está homologado por la RFEA. La otra pega es que este año estrenan el cuarto de maratón, saliendo a la misma hora que la media. Eso hará subir la participación, algo más de 600 corredores el año pasado. La bolsa del corredor está muy bien, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una de las inscripciones más baratas de la provincia.
  4. Santa Pola. Vale, está muy masificada (más de 8.000 participantes), pero sólo por la salida ya merece la pena ir todos los años, el ambiente es espectacular. Salvo un tramo de unos 5 kilómetros, el circuito es a una vuelta por la costa. Bolsa del corredor inmejorable, la mejor de la provincia.
  5. Torrevieja. Recorrido muy parecido a Santa Pola – algo más bonito en mi opinión-, pero menos masificada. Pierde puntos respecto a ésta porque el recorrido es a dos vueltas y se sale a la vez que el cuarto de maratón. La bolsa del corredor está bastante bien. En la edición de 2013 hemos ido 900 corredores a la media y más de 700 a los 10k.
  6. Elche. Recorrido a una vuelta por las calles de la ciudad ilicitana. Después de Santa Pola es la de mayor participación, con algo más de 2.000 participantes, pero nada agobiante. No me acabó de encandilar el recorrido. Ante la falta de playa, que misteriosamente poseen las cinco primeras del ránking, Elche no ha sabido preparar un recorrido acorde a la ciudad. Se pasa de puntillas por el palmeral. La bolsa del corredor, salvo la camiseta, es inexistente.
  7. Orihuela. Con una participación cercana a los 1.500 corredores, se trata de una bonita media -aunque nada espectacular-, dando dos vueltas a un circuito de 7 kilómetros por los alrededores del casco antiguo y completando el kilometraje restante por la periferia. Este año la bolsa del corredor ha sido de las mejores de la provincia, con gorro y forro polar.
  8. Aspe. El último domingo antes de navidad se celebra esta media con una participación de cerca de 600 corredores. Circuito duro, revirado y de los menos atractivos visualmente de la provincia. Además, se mezcla con una carrera de 11 kilómetros. Eso sí, hay muy buen ambiente en las calles y la bolsa del corredor es muy buena. Es una clásica y merece la pena correrla. Duele ponerla tan abajo, ¡pero la competencia es muy dura!
  9. Pinoso. Esta clásica tiene un punto en contra muy fuerte: Su bajísima participación. No sé si fue porque se juntó con las Marca Series en Alicante y la carrera de las 10 millas más bonitas de Alicante, pero únicamente nos juntamos allí algo menos de 150 corredores para la media, la cantidad más baja de la provincia. Habrá gente a la que eso les parezca maravilloso, pero yo para estar corriendo solo ya tengo la mayoría de los entrenamientos. Los tramos de las tres vueltas que discurren por el centro del pueblo son muy bonitos, así como el tramo que se aleja del pueblo. Por contra, los tramos por la zona industrial son poco atractivos. La bolsa del corredor fue muy buena, con forro polar y botella de vino.
  10. Alcoy. Una lástima que está ciudad a las faldas de Sierra Mariola haya contado en 2012 con una organización tan deficiente. Recorrido recortado por temas de seguridad. Vale, muy bien, pero avisad a los más de 800 corredores de esa información. Recogida caótica de dorsales, 20 minutos de retraso en la salida, camiseta desgastada y avituallamiento inexistente en los 8 kilómetros de subida por la vía verde convierten un recorrido muy bonito en una experiencia muy irregular. Además, se sale aquí también junto a la carrera de 11 kilómetros. Mucho tiene que mejorar en las próximas ediciones. Si lo hace puede subir muchos puestos.

Por último destacar que la otra media que he corrido, la de Valencia, se situaría muy arriba. Gran participación (casi 10.000 personas) nada agobiante, muy buena para hacer marca, una única vuelta pasando por calles y avenidas muy bonitas, camiseta de Adidas, buena bolsa de corredor… cero pegas la verdad.

Media Maratón de Torrevieja

Último fin de semana de un mes frenético. Con la trigésima edición de la media maratón de Torrevieja se cierra un mes casi redondo en el que mi cuerpo ha respondido muy bien y me lo he pasado genial. Cada una de las tres carreras que he corrido ha sido especial a su manera.
La verdad es que desde que empecé a correr he tenido una suerte tremenda. La lluvia no se ha presentado en ninguna de las 22 carreras que llevo. Únicamente he tenido que sufrir al molesto viento en Santa Pola y hoy en Torrevieja, aunque tampoco ha aparecido en ninguno de los dos casos con ráfagas de excesiva velocidad. Sólo lo suficiente para restarle un minutito al crono.
Pese al viento, la temperatura hoy era casi la ideal una vez que te ponías a correr. Sin estar en pleno asunto -al llegar a la ciudad y al terminar- sí que se notaba el frío.
Cerca de 1.000 corredores nos preparábamos a las 10:30 para salir junto a otros más de 700 que correrían el cuarto de maratón. La verdad es que no me gusta que se combinen las salidas para carreras distintas, ya que los ritmos son muy diferentes y el trasiego de gente a mi alrededor desajusta algo mi propio ritmo. Pero bueno, he conseguido mantenerlo más o menos estable hasta que la cosa se ha tranquilizado sobre el kilómetro 5.

1

2

La carrera me ha gustado mucho. Tiene un recorrido muy parecido al de Santa Pola y no posee la masificación de ésta. La bolsa del corredor sí que es mejor en Santa Pola, pero esta tampoco está nada mal. Eso sí, el nivel festivo de Santa Pola es insuperable. La verdad es que recomiendo mucho correr las dos.
En el último kilómetro ha ocurrido algo que no me había pasado nunca. ¡¡¡¡Se me ha soltado una cordonera!!!! No he querido parar y simplemente he llevado algo de cuidado al pisar. La verdad es que si vuelve a ocurrir me pararé. Es mejor perder 10 segundos a tener que ir controlando cómo pisas durante más de 3 minutos.
Hoy no he querido dar el 100% después del mes que llevaba en las piernas. Esta mañana tenía otro aliciente diferente a mejorar marca. He salido a acompañar a un amigo para que bajase del 1:40 por primera vez. Tampoco es que haya tenido que bajar mucho el ritmo precisamente, pero siento que hoy podría haber mejorado mi tiempo puesto que me he notado muy, muy suelto los últimos kilómetros.

3

4

De cualquier modo, ver a un compañero cumplir el objetivo de bajar esa barrera es igual de gratificante que machacar tu mejor tiempo, y ya habrá muchas oportunidades para bajar marca. Por ejemplo el 24 de marzo, día en el que volveré casi un año después a Denia, escenario de mi primera media maratón. Será muy divertido volver allí un con unas piernas muy diferentes…

8

II Alicante Trail de Aigües

Hoy se ha disputado la segunda edición del Alicante Trail de Aigües. Ha sido mi segunda carrera por montaña tras el trail de la Serra Grossa. Aquélla fue de unos 8 kilómetros. Hoy he dado el salto a más de 15, por lo que era algo mucho más serio. Los cross de San Gabriel y los lagos de Rabasa han sido mis otras dos salidas fuera del asfalto y, aunque no tienen cuestas tan fuertes, sí tienen un nivel de exigencia muy parecido a las de trail, o al menos eso es lo que me dicen mis piernas.
No sabía muy bien cómo respondería mi cuerpo en la carrera de hoy. El domingo pasado disputé la media maratón de Orihuela y esta semana he tenido un par de entrenamientos bastante duros, además ayer salí por montaña. Pero bueno, las piernas han ido perfectas durante toda la mañana. La idea inicial era hacer un entrenamiento de calidad, pero al final te ves rodeado de gente y de entrenamiento nada, a dar el 100%.
La organización de 15 cumbres hoy ha sido de 10. Los tres avituallamientos geniales, el recorrido muy bien señalizado y la camiseta es de las más bonitas que “me han dado” hasta ahora.
Me he situado en la salida en la posición que más o menos me corresponde, en la primera mitad del pelotón. Pistoletazo de salida a las 10:30 y estampida hacia la montaña. Los primeros 3 kilómetros son bastante rápidos. A partir de ahí comienzan las cuestas y los embotellamientos, que en realidad me han venido bastante bien para dosificar mis fuerzas de cara a la segunda parte de la carrera.

img-20130217-wa0001

img_3668

Una vez alcanzado el punto más alto del recorrido, sobre el kilómetro 7, comenzaba un descenso vertiginoso  de vuelta al pueblo, con muchos tramos de pista. Toda la mañana he ido con la referencia a pocos metros de un amigo mío que va algo más fuerte que yo, lo que me ha permitido ir a buen ritmo.
Del kilómetro 10 hasta el final se ha notado un bajón físico en los corredores que me rodeaban, me habrán adelantado unos dos corredores y yo habré pasado a cerca de 20. Supongo que el correr medias maratones asiduamente hace que 15 kilómetros te los acepte el cuerpo sin demasiados problemas.
Al final cruzo la meta con muy buenas sensaciones en 1:31:02 tras 15.180 metros, en la posición 103 de 366 corredores. Sin duda ha sido de los días en los que más he disfrutado en carrera. Estando en forma correr por montaña es una delicia. El próximo fin de semana de vuelta al asfalto con la media maratón de Torrevieja.

Media Maratón de Orihuela

Mañana perfecta para correr la que se nos ha presentado en Orihuela. En torno a los 15 grados y nada de viento. Cerca de 1.500 participantes en una de las medias más rápidas de la provincia. Eso sí, pese a que tiene largas rectas, también tiene varios giros de 360 grados bastante incómodos.
He llegado 45 minutos antes de que se diera el pistoletazo. Después de recoger el dorsal he ido a por la bolsa del corredor. Un polar y un gorro bastante chulos. Únicamente les quedaba una talla disponible, que por suerte era la mía. Deberían corregir eso de cara a futuras ediciones.
Me he situado a escasos metros de la salida. Hoy sabía que las cosas podían ir bien, por lo que he decidido apretar desde el principio. El primer 10.000 lo he clavado a 4:30 el kilómetro con muy buenas sensaciones, por lo que si las cosas no se torcían demasiado volvería a bajar mi marca.
Hoy he corrido con reloj por primera vez desde mi decepcionante media en Benidorm hace casi tres meses. Ir viendo como iba perdiendo ritmo kilómetro a kilómetro aquel día me fue comiendo la moral, por lo que decidí apartar su uso unas carreras. Corriendo en base a sensaciones tuve muy buenos resultados desde entonces. Esta mañana era el momento de volver a controlar un poquito más los ritmos. La verdad es que si vas fuerte sirve para darte más moral todavía. El pobre utensilio no tiene culpa de nada, el problema lo tenemos en el coco.
A partir del kilómetro 10 he bajado algo el ritmo algunos kilómetros salteados para ir dosificando. Sin embargo, en el kilómetro 18 me ha ocurrido algo que no me había ocurrido en ninguna media de perfil plano: flato. En el avituallamiento de dicho kilómetro debo haber bebido mal y a partir de entonces sí que he tenido que regular a base de bien.

img_3480

img_3485

Al final he cruzado la meta en 1:37:55, casi un minuto y medio menos que hace tres semanas en Santa Pola. Lo bueno es saber que si no hubiera tenido problemas los últimos tres kilómetros hubiera podido acercarme bastante al 1:35, mi objetivo de aquí a verano. Hay mucho margen de mejora.
En definitiva una gran mañana, felicidad absoluta al cruzar la meta. ¡A seguir bajando!

Carreras 2012

Un resumen con todas las carreras de 2012.

Fecha Carrera Distancia Tiempo Ritmo km
01/04/2012 IX Mitja Marató de Dénia 21.097 m 1:51:14 5:16
06/05/2012 XL Mitja Marató d’Elx 21.097 m 1:48:15 5:07
13/05/2012 I 10 km Sant Vicent del Raspeig 10.000 m 0:56:21 5:39
20/05/2012 III Subida al Castillo de Santa Bárbara 4.600 m 0:22:41 4:55
10/06/2012 II Serra Grossa Trail 8.300 m 1:01:22 7:25
16/09/2012 IV Cross Pins i Mar de La Marina 8.600 m 0:40:16 4:40
22/09/2012 I Cross de los Lagos de Rabasa 10.000 m 0:52:02 5:12
07/10/2012 III Media maratón de Alicante 21.097 m 1:49:06 5:10
21/10/2012 XXII Media maratón de Valencia 21.097 m 1:41:48 4:49
04/11/2012 XXIII Media Maratón de Pinoso 21.097 m 1:47:12 5:04
25/11/2012 XXIX Media Maratón de Benidorm 21.097 m 1:47:15 5:05
06/12/2012 II Media Maratón de Alcoy 19.700 m 1:38:17 4:59
23/12/2012 XXVII Media Maratón de Aspe 21.097 m 1:41:10 4:47
30/12/2012 IV San Silvestre de Alicante 5.000 m 0:33:29 6:41
31/12/2012 XXVI San Silvestre Crevillentina 10.000 m 0:46:10 4:37

Retrospectiva 2012 – Última parte

Desde la media maratón de Benidorm hasta la media de Santa Pola participé en unas cuantas carreras.

IMG_2242

La primera de ellas fue la media maratón de Alcoy, tan sólo 10 días más tarde de la de Benidorm. El recorrido fue bastante duro. No es cross ni trail, pero el perfil podría encajar en una carrera de dichos tipos. Lamentablemente he de recalcar el paupérrimo nivel de la organización. La recogida de dorsales fue un auténtico caos, las letras de la camiseta estaban desgastadas, se salió con 20 minutos de retraso, no hubo avituallamiento durante los 8 kilómetros cuesta arriba que transcurrían por la vía verde y, lo peor de todo, se recortaron 1.400 metros de recorrido sin avisar a los participantes.
Como conocía la dificultad del recorrido, mi objetivo era bajar del 1:50 e ir medianamente relajado. Al final siempre se acaba dando el 100%. Me costó un poco llevar un ritmo cómodo durante la subida por la vía verde, aunque era un ritmo bastante por encima de lo planificado. Al llegar a meta el reloj de meta marcaba 1:38 y yo me  lo tragué de pleno, ya que no llevaba reloj y no sabía exactamente cómo iba.

IMG_2252

Posteriormente, la gente que llevaba GPS me dijo que habían acortado el recorrido por debajo de los 20 kilómetros. Hubiera rondado el 1:45 (para lo que se corrió mantuve un ritmo de 4:59 el kilómetro). Bastante por debajo del objetivo.
En definitiva, un auténtico esperpento. Una verdadera lástima porque Alcoy se merece y tiene potencial para algo mucho mejor. De momento conmigo que no cuenten hasta que no me entere de que se celebra un evento digno. Hablamos de una inscripción que oscila entre los 15 y los 20 euros, no es precisamente gratis.
La víspera de nochebuena me acerqué a Aspe para disputar su media maratón. Esta sí que lleva muchos años celebrándose y se nota. Ninguna queja de la organización. El recorrido es durillo, con bastantes cuestas y muchas curvas, por lo que no es el más adecuado para ir a buscar marca. El pueblo y el recorrido tampoco son ninguna maravilla. Por contra, hay buen ambiente por el centro y la bolsa de corredor está muy bien.

P1380424

Me mantuve con un buen ritmo durante casi toda la carrera, apretando bastante del kilómetro 10 al 16. Sufrí bastante en el 18 y el 19 coincidiendo con algunas cuestas. Cuando me acercaba a meta pensaba que rondaría el 1:42. Sin embargo, hice mi mejor tiempo hasta la fecha con un 1:41:10, por lo que acabé muy contento, sobre todo teniendo en cuenta el recorrido.
Los tres últimos días del año fueron un cierre perfecto a 2012. El día 29 hice junto a mi hermano una majadería. Saliendo desde Callosa d’En Sarrià, pisamos las cumbres de La Aixortà, El Castellet, la Mallà del Llop, El Plà de la Casa y la Serrella, siendo recogidos en el puerto de Confrides. En total 10 horas de travesía y unos 2.800 metros de desnivel positivo.

IMG_2565

Al día siguiente, con las piernas un tanto tocadas, repetí en la San Silvestre de Alicante. Este año ampliaron el recorrido, volviéndose todavía más interesante. Eso sí, metieron la pata planificando la salida, ya que se formó un buen tapón para salir de la Rambla. Fui tranquilamente durante todo el recorrido junto a mi hermano. Disfruté mucho, aprovechando esos kilómetros para pensar en lo conseguido desde mi estreno en la misma carrera justo hacía un año. En un año pueden cambiar mucho las cosas si se quiere.
Ahí no terminó el año. Lo hizo en la mejor carrera en la que he estado. La San Silvestre Crevillentina. Un exigente recorrido de 10 kilómetros, un ambientazo espectacular por las calles, alta participación, atletas profesionales y una gran bolsa de corredor. Ni un pero. Todos los fines de año que esté en la provincia la intentaré correr.

IMG_2797

Conociendo sus más de 600 metros de desnivel positivo, me conformaba con bajar de los 48 minutos. En la salida pensaba que estaba bastante delante, pero -como casi siempre- cuando el grupo se estiró vi que tenía un montón de gente delante. Durante toda la carrera fui pasando gente, siendo algo agobiante el primer kilómetro. Disfruté muchísimo de los constantes cambios de perfil. Al final crucé la meta en 46:10 de  tiempo real, a un ritmo por kilómetro de 4:37. El primer 5.000 en 23:25 y el segundo en 22:45, así que acabé muy contento.

IMG_2987

Por último, antes de la media maratón de Santa Pola disputé, ya en 2013, la carrera de Reyes del Campello. Eran dos vueltas por el paseo del pueblo en un recorrido de 6.200 metros que acabaron siendo 6.000. Fue un día invernal muy frío, acompañado de no demasiada participación y poco ambiente.
Otra vez volví  a salir muy atrás, perdiendo bastante tiempo adelantando en el primer kilómetro. A partir de ahí mantuve mi mayor ritmo de carrera hasta ahora, muy cercano a los cuatro minutos por kilómetro. Al final crucé la meta en 25:10, con un ritmo promedio de 4:12.

IMG_2988

Con esto finalizan las crónicas de las 19 carreras en las que he participado hasta el momento. En 10 días será el turno de la media maratón de Orihuela, mi décima media en menos de un año. Si me lo dicen hace año y medio mi carcajada se hubiera escuchado hasta en la fosa de las Marianas.

Retrospectiva 2012 – Tercera parte

Tras los dos cross de septiembre, octubre se presentaba con grandes citas. El primer fin de semana del mes estaba marcado en rojo gracias a la media maratón de Alicante.

altimetria alicate

El perfil habla por si solo, una media maratón atípica en la que hay que olvidarse de la marca. Aunque sabía que tenía piernas para más, mi objetivo era hacer 1:45 teniendo en cuenta dicho perfil.
Un apunte importante es que ese día me calcé mis nuevas Asics Sky Speed 3, recibidas esa misma semana después de adquirirlas en eBay.
La carrera partía de la ciudad deportiva y se encaminaba hacia el puerto pasando por Luceros. Salí muy fuerte aprovechando el descenso, seguramente demasiado. El recorrido se encaminaba entonces hacia el norte, ascendiendo la avenida de Denia. Pasé la cuesta a buen ritmo, sin sufrir demasiado.
Después giraba hacia la isleta y ascendía por la cantera para luego encaminarse de vuelta hacia la base del Benacantil. Hasta entonces (kilómetro 14) todo iba bastante bien, algo por debajo del ritmo de 1:45.
Sin embargo, ahí apareció la terrorífica cuesta del Benacantil con su 36% de desnivel para quebrarnos a unos cuantos. Desde ahí hasta el final la carrera se me hizo muy dura con las cuestas de la Rambla, Gadea/Federico Soto y avenida Salamanca. Crucé la meta en 1:49:06 de tiempo real.
Cuando comencé a realizar los estiramientos mientras enfriaba, vi que un talón de una de las zapatillas estaba impregnado de sangre coagulada. Al estar en caliente prácticamente ni había notado la rozadura, pero una vez finalizada la carrera el dolor era considerable.
En definitiva, una tercera media bastante accidentada. Este año a ver si repito y las cosas salen mejor, porque el recorrido es inmejorable y con un poquito más de experiencia y de piernas seguro que disfruto muchísimo.

valencia

La siguiente semana estuve en pirineos por primera vez desde 2006, haré una entrada sobre ese viaje en un futuro.
Dos semanas después de la media de Alicante, aproveché una visita a unas amigas a Valencia para correr la media de allí. Se trata de una media perfecta para hacer marca. Largas rectas, muy pocos giros y calzadas muy anchas que permiten que sus casi 10.000 participantes no se estorben demasiado.
Aquí sí que sabía que si no pasaba nada raro bajaría seguro del 1:45. Me situé en la salida cerca del globo del 1:45, junto al que me mantuve hasta el kilómetro 6, momento en el que subí un poco el ritmo. Pasé muy buenos kilómetros entre el 10 y el 16, adelantando a mucha gente y disfrutando mucho. Todavía recuerdo girar en una avenida y encontrarme la Ciudad de las Artes y las Ciencias justo enfrente.
A partir de ahí, pese a que mantuve un buen ritmo y acabé apretando bastante, tuve que bajar un poco de revoluciones. Lo bueno de que haya tanta gente es que es fácil encontrar una liebre que te ayude a mantener un buen ritmo.
Crucé la meta en 1:42:53 de tiempo oficial, 1:41:48 de tiempo real. Un poco menos de lo que esperaba hacer (esperaba un 1:42 o 1:43). En el atletismo unos pocos segundos marcan las diferencias entre un fracaso, cumplir y un éxito. Aquel fue para mí un gran día que me permitió olvidarme de la decepción en Alicante.

IMG_1424

En Valencia cogí un fuerte catarro que tiró al traste mis planes para el último fin de semana del mes, la Volta a la Foia. Echando la vista atrás creo que fue probablemente lo mejor, ya que si me hubiera plantado en una carrera de 27,5 kilómetros después de dos medias en las tres semanas anteriores, hubiera sufrido bastante. Espero correrla pronto.
Tuve que variar un poco mis planes para las siguientes semanas. La idea era correr el kilómetro Vertical del Puig Campana el 11 de noviembre tras la Volta a la Foia. En lugar de esa combinación, corrí la media maratón de Pinoso el 4 de noviembre.

IMG_1471

Sólo 142 personas finalizamos la carrera. Ese día se corrían también “las 10 millas más bonitas de Alicante” y las Marca Running Series en Alicante, por lo que la gente se dispersó entre las tres.
Fue un día un poco raro. En el pueblo había dos cuestas que hacían algo de daño, sobre todo porque se pasaba por ellas dos veces. Otra parte del recorrido se salía del pueblo a campo abierto, donde nos sopló unos kilómetros un poco de viento de cara.
Acabé en 1:47:12, con unas sensaciones un poco malas en los últimos kilómetros. Supongo que el catarro -que me tuvo parado una semana entera después de Valencia- tuvo algo que ver, porque no acabo de explicarme del todo mi rendimiento aquel día.
Las partes del recorrido por el pueblo estaban muy bien, sobre todo la avenida de los Pinos, por contra no me gustó cuando nos salimos del pueblo.

IMG_2024

La siguiente carrera fue la media maratón de Benidorm el 25 de noviembre. Después de Alicante, Benidorm es la segunda ciudad de la provincia en la que más tiempo he estado, por lo que me apetecía bastante correr por sus calles. El recorrido es espectacular: tramos pegados a la playa, avenidas con el Bernia y el Puig Campana al fondo, mucho ambiente en las calles…
Hasta el momento ha sido la última pájara sufrida. La noche anterior tuve un cumpleaños celebrado con una cena en un restaurante indio. Al principio no presté atención al caparazón que llevaban los camareros. Nos sentamos en la mesa a las 22:15. Creo que los platos principales llegaron a las 00:30. No fue hasta que terminé de cenar a la 1 cuando vi las antenas que asomaban entre el pelo de los miembros del staff. Efectivamente, era un restaurante regentado por caracoles.
Me acosté tardísimo, sin apenas tiempo para hacer la digestión. Mi idea era bajar un minuto el tiempo de Valencia, llegar al 1:40. Todo iba bien hasta que sobre el kilómetro 12 empecé a tener problemas estomacales. De ahí hasta al final mucho sufrimiento para acabar en 1:47:15.
Leyéndome a mí mismo pienso: “Majadero, si sufres en la mitad de las carreras en las que participas. ¿Por qué no te quedas en casa durmiendo?”
Bueno, aunque fuese así, sólo por alegrías como Denia, Elche o Valencia ya merecería la pena, pero es que desde Benidorm todo ha ido sobre ruedas. Cinco carreras en diciembre y tres en enero con muy buenas sensaciones.

Retrospectiva 2012 – Segunda parte

A partir de mayo las altas temperaturas hacen bastante más complicadas las medias maratones, sobre todo con una forma física modesta. Después de Elche decidí abandonar la distancia hasta el otoño, participando únicamente en carreras de hasta 10 km hasta la media maratón de Alicante.
El fin de semana posterior a Elche participé en la primera edición de los 10 km de Sant Vicent del Raspeig. Una carrera difícil de olvidar, ya que ha sido con diferencia la mayor pájara que he sufrido sobre el asfalto.
La mezcla del cansancio de Elche, el calor y unos problemas gástricos -mala combinación en el desayuno- perjudicó severamente mi rendimiento. El primer 5.000 lo hice en unos modestos 25 minutos, mientras que en el segundo me fui hasta los 30 minutos. Más allá de los mediocres números, las sensaciones fueron terribles. Una auténtica agonía. En cualquier caso, una lección bien aprendida (bueno… no tanto, pero eso para la siguiente entrada del blog).
La siguiente semana participé en la III Subida al Castillo de Santa Bárbara. Una carrera corta y divertida de 4.600 metros, muy recomendable, sobre todo si continua siendo gratuita. Aquí las sensaciones fueron buenas, con un ritmo de carrera de 4:55.
A ver si algún día la puedo volver a disputar, ya que desde hace unos meses hago un entrenamiento semanal en el castillo para aumentar la fuerza y la capacidad anaeróbica, por lo que me conozco la subida como la palma de mi mano.

IMG_8356

La última carrera antes del parón veraniego fue la segunda edición del Serra Grossa Trail. Con motivo de la carrera comenzaron mis primeros entrenamientos de carrera en montaña, normalmente en dicha sierra.
La carrera fue complicada a causa del calor y los tapones en ciertos pasos estrechos, pero las piernas se portaron bastante bien.
Siempre es bonito correr por lugares emblemáticos de la ciudad, y la Serra Grossa creo que ocupa un lugar destacado entre esos lugares, especialmente para los ciclistas, senderistas y corredores que suelen poblarla las tardes y fines de semana.

IMG_9073

La primera semana de julio sufrí un esguince en el tobillo derecho (mi talón de Aquiles) que me tuvo parado durante más de dos semanas. Ocurrió mientras descendía el Puig Campana a toda pastilla con las zapatillas de trail. Levantas la mirada del suelo un segundo a casi 20 km/h y ¡pam!
Durante el verano hice sobre todo montaña: por Alicante, por los Alpes y por los Dolomitas. En mi viaje por el centro de Europa hice tres salidas sobre el asfalto. Una tarde por el valle de Aosta y dos amaneceres por el lago de Garda y por Venecia. Recorrer las calles de la capital del Veneto a las 5:45 de la mañana prácticamente solo fue increíble. Lo bueno de estar un poco loco es que ves cosas que… bueno eso, están reservadas para los locos.

2012-08-11 06.33.53

A partir de finales de agosto comenzaron otra vez los entrenamientos en serio de cara a la temporada 2012/2013, volviendo a las carreras populares el 16 de septiembre en la cuarta edición del Cross Pins i Mar de la Marina. No sé qué gran pensador de nuestro tiempo contempló situar la hora de salida a las 10:30, en cualquier caso enhorabuena de mi parte por permitirnos a todos los participantes disfrutar del sol en toda su plenitud durante 8.600 metros. Gracias.

2012-09-16 09.45.43

No fui nada mal de ritmo, teniendo en cuenta las condiciones y que la carrera tenía un tramo de medio km por arena, rodando a 4:40 para un tiempo de 40:16. La carrera en sí es, digamos, del montón. Un recorrido agradable a la vista pero nada espectacular.
Antes de la primera media maratón de la temporada disputé el 22 de septiembre el primer Cross de los Lagos de Rabasa. No son lagos pirenaicos, pero este sí me parece un recorrido por encima de la media en cuanto a belleza.
El primer 5.000 fui bastante cómodo pese a los tapones, pasando por el avituallamiento a los 24 minutos. La segunda mitad de carrera sufrí debido a varios sube y baja que me rompieron el ritmo, yéndome hasta los 28 minutos. En total 52:02 quedando el 101 de unos 300 participantes.
Creo que por aquel entonces no estaba en tan buena forma como en aquel momento pensaba, viéndose afectado mi rendimiento por el parón del esguince y la reducción de kilómetros durante todo el verano. También creo que me cebé un poco en el primer 5.000, ya que 24 minutos con los tapones que se formaron en los primeros tramos de la carrera eran bastante pocos para mí.
De cualquier modo, la temporada acababa de empezar.

Travesía Serra Gelada y II Cross de San Gabriel

Fin de semana movidito. Ayer por la mañana nos dirigimos al Albir, donde dejamos el coche sobre las 9 de la mañana, con el fin de realizar la travesía de punta a punta de la Serra Gelada. Las vistas desde ese extremo de la playa del Albir son impresionantes, con el Bernia y el peñón de Ifach en el horizonte.

img_3112

img_3104

Desde ahí subida rápida (30-40 min) hasta la cumbre de la Serra Gelada, a 435 metros. Aunque no se hace dura la subida, se comienza a ascender desde el nivel del mar, por lo que se trata de un buen desnivel. Desde la cumbre hay unas vistas magníficas del faro del Albir, el peñón y toda la sierra.

IMG_3137

Desde ese punto, se atraviesa toda la sierra en dirección a la cruz de Benidorm en un continuo sube y baja que la hace más exigente de lo que su modesta altura pudiera indicar. Llegamos a Benidorm antes de las 2 parando bastante para sacar fotos, por lo que la travesía tiene una duración de entre 4:00 y 4:30.
Las vistas a lo largo de la travesía son muy bonitas, con acantilados de más de 300 metros de altura.

IMG_3162

IMG_3196

Desde Benidorm, el autobús número 10, que se coge desde la avenida del Mediterráneo, nos devuelve al Albir en 30 min.
Sin duda se trata de una de las mejores excursiones que se pueden hacer en toda la provincia. Tenía muchas ganas de hacerla y la verdad es que no me ha defraudado.

IMG_3204

IMG_3222

Esta mañana esperaba otra carrera por tercera semana consecutiva. Hoy tocaba cambiar de zapatillas y ponerse las de trail para la segunda edición del Cross de San Gabriel. El recorrido comenzaba en el polideportivo de dicho barrio.
Se trata de una carrera de 7,7 km y 300 metros de desnivel positivo. El tiempo ha acompañado, aunque en algún tramo seguía apareciendo ese viento que lleva por aquí ya 10 días.
El circuito era un continuo sube y baja, sin cuestas demasiado largas pero que iban haciendo daño poco a poco. Tenía también tres bajadas bastante técnicas en las que había que llevar cuidado. Es más corto que el circuito de los lagos de Rabasa, pero me ha parecido más duro.
Hoy me he situado bien en la salida, he tenido que pasar a pocas personas mientras encontraba mi ritmo. He sufrido en las últimas cuestas sobre el km 6 y algo, finalizando en un 40:58 -a 5:18 el km- en la posición 71.

sangrabriel
El ritmo ha sido más bajo de lo que esperaba, pero la carrera también era más dura de lo que imaginaba. Prueba de ello es que he quedado por debajo del 30% de los participantes, así que contento con la carrera.
Un buen entrenamiento de cara a la media maratón de Orihuela en dos semanas.

Retrospectiva 2011/2012 – Primera parte

El 30 de diciembre de 2011 participé en mi primera carrera popular. Fue la San Silvestre de Alicante. Por aquel entonces recuerdo que principalmente corría en la cinta del gimnasio, entre 6 y 7 km (cómo pasa el tiempo). Aunque ya era entonces el objetivo, la media maratón todavía estaba muy lejos y quería probar por primera vez eso del atletismo popular.
Fueron 3 km a todo gas. Debido al frío de aquella noche acabé con la garganta tocada. También ayudó que corriera a un ritmo demasiado elevado para mi estado de forma en aquel momento.
Sin embargo, fue muy bonito correr rodeado de gente pasando por el ayuntamiento, la Rambla, Gadea, Luceros, Alfonso el Sabio… Yo amo mi ciudad. Vaya donde vaya en un futuro, siempre me sentiré alicantino. Por ello, adquirir por primera vez esa perspectiva de mi ciudad es algo que se te queda grabado.
No tomé mi tiempo y no sabría decir con certeza al ritmo al que fui, es probable que corriese a 4:30, pero eso nunca lo sabré. Tampoco fue lo importante. Después siguieron tres meses de entrenamientos, en los que la distancia máxima que llegué a correr en la pista de atletismo fueron 15 kilómetros.
El 1 de abril de 2012 será para siempre una fecha muy señalada para mí. Aquel día Denia se ganó un huequecito en mi corazón. También tengo grabado a fuego la tarde anterior a la carrera, en la que me depilé por primera vez las piernas mientras escuchaba a Sigur Rós. Por aquel entonces los estaba descubriendo, pero ya me enamoraban.

IMG_6835

Llegué bien temprano para recoger el dorsal. No éramos muchos, menos de 700 corredores. La carrera empezó cómoda, por la avenida que recorre la costa de Denia. A partir del kilómetro 5 empezamos a bordear la costa en dirección al Montgó. Las vistas eran preciosas, probablemente la carrera más bonita de la provincia junto a Benidorm. En el 13 giramos de vuelta en dirección hacia el centro del pueblo. Hasta el kilómetro 15 las piernas fueron muy bien. A partir de ahí era terreno desconocido para mi cuerpo, y claro, me topé de pleno con el temido muro. Sufrimiento extremo del km 16 al 20. En ese momento lo pasas muy mal, se te cruza por la cabeza la idea de pararte e incluso abandonar, pero yo tengo una premisa que he cumplido hasta ahora, y aquel día no fue una excepción: jamás andar en una carrera, por lo menos un ritmo de 8 km/h siempre.
A partir de que ves el cartel del km 20 ya tocas la meta con los dedos. Echas el resto. Pasas por el ayuntamiento, las calles principales del pueblo y encaras la meta.

IMG_6864

Muchos meses de sacrificio y disciplina, mucho sufrimiento, pero todo ha merecido la pena. Cruzas la meta en 1:51:14 de tiempo real, bajas tu objetivo que era el 1:55 y eres tan feliz como el que ha ganado la carrera. Cada uno tiene su meta y hay que disfrutar de tu momento sin compararte con nadie, aunque quedes en el percentil 80 ese día (paquete asqueroso jajajaja).

media denia

Después de ese maravilloso día, tuve un mes de preparación de cara a Elche, en el que disfruté del asfalto como nunca. Hice dos viajes, uno a Irlanda y otro a Escocia. En Irlanda salí un día a correr a las 6 de la mañana. Desde Letterfrack, el pueblo en el que comienza el parque nacional de Connemara, hasta la abadía de Kylemore. Creo que eran 5 kilómetros de ida y 5 de vuelta. No me encontré ningún coche a la ida, era amo y señor del asfalto. Llegar corriendo y ver la abadía al borde del lago, completamente solo, bueno… es realmente inexplicable.
Igualmente memorable resulta la tremendísima calada que me pegué a la vuelta. Es lo que tienen esas islas norteñas de dios.
Dos semanas más tarde viajé a Escocia. Volví a levantarme a las 6 de la mañana para correr. Esta vez hice 15 kilómetros bordeando un lago hasta el castillo de Eilean Donan. Otra vez completamente solo y viendo como amanecía mientras se reflejaba el sol en el lago. Otra experiencia increíble.

DSC_0413

Dos semanas más tarde, el 6 de mayo de 2012, corría mi segunda media maratón en Elche. Me puse el chip en la cadera (crack) en lugar de en el tobillo, por lo que no tengo tiempo real. El tiempo en meta fue de 1:48:50. Salí bastante atrás, por lo que es probable que bajara del 1:48. Sin embargo yo siempre me asigno un 1:48:15 por prudencia, siguen siendo tres minutos menos que Denia en un mes. Una notable mejora.
La carrera en sí estuvo bien. Bastante gente, unos 2.200, y un bonito recorrido, aunque nada espectacular. Eché en falta más kilómetros por El Palmeral. Me volví a dar con el muro en el 17, aunque con menos violencia. Esta vez no había pensamientos de abandono.